Los métodos de control poblacional de los perros y gatos será por medio de la castración. Los ambientalistas valoraron el avance en este tipo de políticas públicas.


La promulgación de la ley que prohíbe en Chubut la eutanasia, matanza y sacrificio de perros y gatos fue sancionada en mayo de este año y valorada ayer por la ONG en Red al resaltar que esta clase de políticas públicas de protección “no están presentes en todas las provincias” del país.

“Trabajamos un montón y por eso queremos agradecer a todos los que participaron”, dijo la referente provincial de esa red federal, Viviana Binder a la prensa. También agradeció al gobernador chubutense, Mariano Arcioni “que se interesó desde el primer momento” en esa iniciativa. Esto marca “un antes y un después, ya que dará herramientas a los municipios que adhieran para poder tratar con seriedad la superpoblación de perros y gatos”.

“Por primera vez se trata con seriedad la temática, por lo que estamos realmente contentos”, afirmó. Binder destacó que Chubut “es pionero” en el país con esta norma, que “descarta la eutanasia como método de control poblacional canino y eso es excelente. Por otro lado se toma las riendas e implementa la castración masiva”, ponderó, ya que para la referente de la ONG eso proporcionaría “resultados concretos”.

Ahora esperan que “todos los municipios adhieran y un efecto dominó en el resto de las provincias” argentinas. “Estamos hablando de un bien no sólo para los animales sino para el conjunto de la comunidad. Bajar el número de perros y gatos reduce el maltrato, los accidentes de tránsito, enfermedades y problemas de tipo ambiental”, explicó.






Comentarios