El mandatario municipal también trató la situación de "campaña sucia" por parte del oficialismo provincial.


El intendente de Dolavon, Dante Bowen salió hablar tras las denuncias por parte de su ex secretaria, Pamela Matamala, por intento de acoso. La causa es llevado adelante por el fiscal de Trelew, Arnaldo Maza. El mandatario municipal aseguró que se trataría de una “operación política” por parte de la mujer, ya que la vinculó con otro partido político.

Bowen afirmó que “ella trabaja para el oficialismo provincial y es parte de una campaña sucia y la verdad nos enteramos por los medios de la denuncia. Ni siquiera nos informó la Justicia. No declaramos, ni nos llamaron. Es algo más de la política”. En este sentido, el jefe comunal recordó que todo habría comenzando con “el allanamiento al campo de mi padre por un supuesto robo de ovejas y hasta el día de hoy no se encontró nada”.

Respecto al vínculo que mantenía con su ex secretaria, el intendente expresó: “Son cuestiones de la política. Hubo una interna donde ella se va con otro compañero y hace dos años se fue del municipio y ahora aparece esta denuncia, la verdad que llama la atención”.

Ante la posibilidad de iniciar acciones legales por supuesta difamación, Bowen dijo que “lo vamos a evaluar, tratamos de no darle entidad a las cuestiones como esta que buscan tratar de dañarnos personalmente y emocionalmente. Se hace una cobertura con una noticia negativa y cuando se caiga la noticia, porque no existe. Probablemente iniciaremos acciones legales para un derecho a réplica”.

Cabe recordar que el episodio valió una dura intervención de la diputada Cecilia Torres Otarola cuestionó la poca atención que grupos feministas pusieron sobre la denuncia formalizada en Fiscalía. Según publicó Diario Jornada.






Comentarios