El funcionario municipal informó que de las 32 casas que debían construir, solo la mitad están levantadas pero les faltan servicios básicos para ser habitadas.


El Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Rawson, Nicolás Souza se refirió a la situación que están viviendo los vecinos del Barrio Mocara (Movimiento de Cascos Amarillos de la República Argentina), situada al norte de la ciudad capital, detrás de las 120 viviendas.

El barrio iba a comprender la construcción de 32 viviendas e iba a ir acompañada de la instalación de los correspondientes servicios, todo financiado desde el Gobierno Nacional, pero dejaron de brindar los fondos. El proyecto quedó a la mitad y solo se construyeron 16 casas.

Souza explicó que “ante esto, la Municipalidad de Rawson se hizo cargo de la conexión de los servicios, pero esta obra no está terminada en su totalidad, van a estar habilitadas las viviendas cuando la obra esté culminada y posean todos los servicios, porque hoy no está garantizada la seguridad“.

El secretario repasó que “cuando comienza este proyecto de viviendas, el Gobierno de la Nación le baja fondos a Mocara y estos a Hábitat para construir las 32 casas con la instalación de los servicios incluidos, pero al llegar a la mitad todo quedó trunco”.

“Solo se alcanzaron a construir 16 viviendas, porque después Nación dejó de depositar los fondos, por eso la gente estuvo yendo todos los días, durante dos años, a cuidar las casas para que no se las usurpen”, relató Souza.

“Ante esta situación, los 16 adjudicatarios se presentaron en la Municipalidad de Rawson para ver si desde el municipio los podíamos ayudar, y por eso entre enero y marzo se hizo la obra del agua, la cual ya está terminada y ahora estamos avanzamos con la energía eléctrica, pero hasta que no se termine de instalar todos los servicios las casas no están habilitadas”, enfatizó el secretario.

El funcionario municipal destacó que “el municipio sale, una vez más a darle solución a esta gente que hace cuatro años viene dando vueltas por este tema, nosotros desde el ejecutivo municipal cumplimos con darles el macizo de tierra a Mocara, pero lo demás le correspondía a Nación. Incluso en un reclamo anterior de estos vecinos, también rellenamos el terreno para que pudieran comenzar la obra”.

A su vez, Souza remarcó que “claramente, el municipio se está haciendo cargo de un problema que heredó de Nación, y los adjudicatarios, cansados de hacer guardias, se metieron en las casas, pero las mismas no están en condiciones de ser habitadas”. Según publicó Tiempo Online.






Comentarios