Eran cómplices de otros dos civiles que se encarban de cometer el hecho mientras ellos liberaban la zona y realizaban trabajos de inteligencia.


Tres ex policías de Chubut y un civil fueron detenidos hoy acusados de integrar una banda que se dedicaba al robo de vehículos y luego los vendía o desguazaba. Los arrestos se concretaron durante una serie de allanamientos ordenados por la Justicia, que aún procura detener a un quinto sospechoso, según informaron fuentes policiales.

La fiscal en jefe de Trelew, Silvia Pereira encabezaba en esta jornada los operativos para concretar las cinco órdenes de detenciones, cuatro de las cuales ya fueron realizadas, en siete allanamientos en Trelew, Rawson y Playa Unión relató a Télam el jefe de la policía del Chubut, Miguel Gómez.

El comisario general reconoció que “de los cinco, tres son ex policías que fueron apartados de la fuerza el mes pasado por su participación en una serie de ilícitos, entre los que se destaca el robo de la camioneta de Mario Cimadevilla“, el dirigente radical, ex senador nacional y ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA.

Detuvieron a parte de una banda integrada por ex policías que se encargaban de robar autos, desguazarlos y vender sus partes.

Los exagentes detenidos fueron identificados como Nahuel Bidera Arévalo (27), su esposa Desiree Celeseste Barragán (28) y Javier Eduardo Bertini Salinas Williams (27). “Ellos habían sido apartados de la fuerza tras confirmarse la vinculación con hechos delictivos y el contacto asiduo que mantenían con gente muy vinculada al delito“, explicó Gómez.

Además de los policías fue detenido Jorge Luis Villagra, con antecedentes penales por robo agravado, mientras se busca dar con el paradero de Carlos María Arévalo, quien formaría parte de la misma asociación ilícita entre policías y delincuentes comunicaron los voceros.

Los operativos para detener al quinto sospechoso continúan por Playa Unión.

Al momento de ser apartados de la fuerza mediante un decreto firmado por el gobernador Mariano Arcioni, se argumentó que esos efectivos “no mantuvieron el decoro que impone su función”, lo que “afecta gravemente la disciplina y prestigio de la repartición”.

Los civiles se encargaban de realizar el robo, mientras que los policías brindaban información y liberaban la zona donde se cometían los ilícitos. Otra víctima de la banda fue el dirigente justicialista, ex intendente de Trelew y ex ministro de gobierno del Chubut, Gustavo Mac Karthy, a quien también le sustrajeron su camioneta.

En la última sesión de la legislatura del Chubut, la diputada provincial Estela Hernández (PJ-FPV) reveló desde su banca que ella también le robaron el auto, tras lo cual fue contactada por una persona que quiso negociar una suma de dinero para devolvérselo, a lo que no accedió.




Comentarios