Equipar a cada agente de forma adecueda cuesta alrededor de 270 mil pesos.


La Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de Rawson remitió al Poder Ejecutivo Municipal y al Concejo Deliberante un proyecto de actualización de los montos de la Tasa que financia las actividades, intervenciones y funcionamiento de la entidad. Días atrás en Asamblea Ordinaria explicaron las razones del incremento y su redistribución entre los usuarios residenciales y generales. Aseguraron que el porcentaje no repercutiría en el bolsillo del vecino o en el sector comercial.

La Comisión Directiva presentó los equipos y trajes especiales que utiliza cada bombero, artículos e insumos que forman parte del equipamiento y las unidades del parque automotor. También abordaron los planes de capacitación y programas dirigidos al personal como aquellos abiertos a la comunidad.

La Tasa Municipal de Prevención y Protección contra Incendios está autorizada por Ordenanza Municipal N°2.420. El aumento que se solicita considera los gastos reales de funcionamiento de la Asociación respaldado con la evolución de la documentación que se rinde mensualmente al Ejecutivo Municipal. La base de cálculo utilizada para la proyección y aplicación de los nuevos valores de la Tasa surgió de la información suministrada por la Cooperativa de Servicios Públicos de Rawson y está relacionada con la cantidad de usuarios y categorías con el promedio de consumos registrados en el Ejercicio 2018.

Desde la Comisión Directiva consideraron que el incremento no pone en riesgo la canasta familiar o el equilibrio del sector comercial y que por efectos de la inflación los gastos de funcionamiento, provisión y mantenimiento del servicio que presta el Cuerpo Activo han aumentado considerablemente en porcentajes superiores al aumento que se solicita.

Dentro de la estructura de gastos mensuales que tiene la entidad, se realizan pagos a proveedores locales de los que se abastece con combustibles, lubricantes, repuestos, entre otros elementos; como así también se destinan fondos a la reparación de los vehículos y equipos especiales que sufren diversos inconvenientes mecánicos en los servicios y que deben ser reparados en forma inmediata para no afectar la prestación. Los gastos también incluyen el mantenimiento, mejoras y reparaciones en las instalaciones edilicias del cuartel.

En lo que concierne al costo del equipamiento para cada bombero, consistente en equipos y trajes especiales para que presten el servicio adecuadamente y sin riesgos, son adquiridos en el exterior, por lo tanto están valorizados en dólares o euros, teniendo una garantía de uso por cinco años de vida útil. Para equipar a cada agente la Comisión Directiva desembolsa 270 mil pesos. Según publicó El Chubut.






Comentarios