Atlético de Rafaela empató 0 a 0 con Santamarina, en Tandil, por la 5° de la zona B de la Primera B Nacional. El partido fue arbitrado por Mariano Negrette (Gerardo Méndez Cedro, árbitro designado, fue aislado por Covid 19, según lo informado por InfoAtlético).

Es el noveno partido sin victorias por parte de la Crema y la tercera igualdad sin goles en el equipo de Otta. La Crema atraviesa una racha negativa, dproducto de los últimos cotejos de la temporada anterior, el único que disputó por la Copa Argentina (perdió a penales con Talleres) y en lo que va del presente torneo, empató 4 y perdió el primero, ante San Martín de San Juan.

Al minuto, en un corner corto, Kavalín, algo incómodo, la mandó de cabeza por arriba del travesaño. El resto, bastante aburrido. Sobre el final del primer tiempo, el local se acercó bastante a Sara. La mayoría de las veces, por derecha, con la conexión de Michel y Depietri. Pero, nunca preocuparon al arquero visitante seriamente.

En el complemento, más de lo mismo en la primera parte. Pero, en la segunda, por falta de equilibrio físico, comenzaron algunas llegadas. Solamente, a los 19, ¿Penal? Una trepada de Carrasco por derecha terminó siendo protestada por todos cuando cayó en el área. Si bien la pelota queda en el lugar, todo el mundo se quejó de una falta por contacto (con el jugador o con la mano) de Telechea. El árbitro ordenó seguir la jugada.

Lo mejor del partido llegó promediando el segundo tiempo: a los 26, lo más claro la tuvo Mariano Gonzalez, cuando erró un mano a mano con Sara en donde toda la defensa cremosa quedó parada. Y un minuto después, un travesaño de Funes. Y desde el corner, Gonzalez, solo, en el primer palo, increíblemente, la mandó afuera. Sobre el final, no le cobraron un gol a Santamarina de Tandil, pero estaba claramente adelantado.

Fue una semana extraña para los “celestes”: es que hubo rumores (que en algún momento parecieron concretarse) de que Walter Otta se iría a San Martín de Tucumán, tras un sondeo. Incluso, hubo versiones que indicaban quien sería su reemplazante (un conocido de la casa, recientemente desvinculado de un club de Buenos Aires). Finalmente, el presidente de Atlético de Rafaela, Silvio Fontanini, lo ratificó en el cargo.