La ex Directora de la Regional III de Educación, Romina Indelman, hizo público un pronunciamiento con su posición respecto a lo sucedido en la noche del lunes 20, cuando participó de lo que el Fiscal Municipal Rubén Pavetti determinó como "fiesta clandestina". Desde su punto de vista, hubo un "cuasi linchamiento mediático" que afectó a su buen nombre y honor.

Declaración Romina Indelman by Via País on Scribd

La novedad se dio a conocer apenas minutos después de que hiciera pública la sanción al bar y a horas de que el personal que colabró con ella en la Regional manifestara públicamente su apoyo. También se supo que el próximo 12 de agosto, la fiscal Fabiana Bertero, la imputará junto con los dueños de Tres56 por el incumplimiento del artículo 205 del Código Penal, que implica penas de entre seis meses a dos años de prisión.

El escrito tiene el patricinio legal de la Dra. María Macarena Olivera. Allí comenta que presentó su renuncia, la cual fue aceptada por el Ministerio de Educación. Afirma que lo hizo "con el fin de facilitar el esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido, la marcha de la necesaria posible investigación penal de los eventos y la buena fe de las personas participantes".

"La admisión de haber concurrido a este local público donde ocurrieran los explicables eventos, no obsta para que la firmante solicite con relación a ellos el apego a la verdad material y la proporción de los mismos por quienes deban intervenir en su determinación y a las autoridades públicas interesadas. La opinión pública tiene derecho además de asimilar el modo de informar de algunos medios de comunicación social, que se diga la verdad y que se diga de la manera correcta a los fines de no extender los daños y preocupaciones que esta situación genera en mi persona y círculo familiar y personal, a una inmensa mayoría de ciudadanos que asiste a un cuasi linchamiento mediático con el solo fin de humillar", sostiene.

Advierte que reclama "respeto y prudencia en los dichos públicos de quienes opinen, ya que la dimensión de los daños provocados a mi persona y entorno superan en desproporción la entidad de los hechos constituyendo expresiones agraviantes e injuriosas hacia mi honor lo que custodiaré con los elementos que la Ley pone a mi disposición".