El intendente Luis Castellano adelantó que enviarán una ordenanza al Concejo. "Sin hacer nada, multiplican su ganancia", dijo


Este jueves, se entregaron 45 terrenos a familias, en el marco del plan “Mi lote”. En ese marco, el Intendente Luis Castellano volvió a la carga con un tema de largo historial: aumentar la presión sobre los dueños de las áreas que se encuentran en la ciudad y que no se urbanizan. Estos predios son conocidos como “huecos urbanos”. 

En diálogo con la prensa, el mandatario remarcó un dato crucial: en la actualidad hay 4.800 familias que están esperando tener un terreno propio. Esa es la cantidad de grupos que están en anotados en el Registro Único de Inscripción Permanente (R.U.I.P.), que depende de la Dirección Provincial de Vivienda.

Para Castellano, esto se da “como consecuencia del alto costo que tienen los lotes. Vamos a combatir esto: vamos a tener que fortalecer el esquema de huecos urbanos. Estamos elaborando una ordenanza y esperamos que el Concejo Municipal nos acompañe, porque hay mucha especulación con la tierra“, señaló el mandatario.

Quien posee la tierra, sin poner nada y con la inversión pública y privada alrededor, multiplica geométricamente su ganancia. En eso vamos a trabajar para generar más lotes para las familias“, agregó.

No es la primera vez que quiere avanzar sobre el tema: hace exactamente 4 años, quiso avanzar en el mismo sentido, con lo que se denominó en su momento “desarrollos prioritarios”. A finales de octubre de 2015, en una entrevista al diario La Opinión, Mariana Nizzo, por aquel entonces, Secretaria de Desarrollo Urbano, anunció que el Ejecutivo daría pronta elevación al Concejo Municipal de un proyecto de Ordenanza con la que buscaría promover la colocación en el mercado inmobiliario de 10.933 lotes o terrenos: 10.851 para fines de vivienda; y 82 para uso industrial, linderos al Area de Actividades Económicas.

¿Qué fue lo que frenó el debate? El punto sobre quién le recaía la responsabilidad de llevarle agua potable a esos nuevos terrenos. Pero ahora, con el acueducto en el horizonte (se estima que estaría terminado para el verano del 2021) este punto estaría saldado. También -vale la pena agregarlo- el contexto político no favorecía a una intervención del Estado en el mercado. Esto también cambió. 

¿Avanzará?




Comentarios