La oposición, que cuenta con 7 de los 10 votos totales, adelantó que no la aprobaría. "El Concejo decidió poner palos en la rueda", disparó.


En Rafaela no hay transición. Pero pareciera. Sigue el mismo intendente, Luis Castellano, quien consiguió un tercer mandato consecutivo (inédito en la historia institucional). La correlación de fuerzas dentro del Concejo Municipal no se modifica:, la oposición sigue teniendo 7 concejales de los 10. Pero en la última semana, el cambio de autoridades se volvió casi tan complicado con la Nación o en la Provincia.

Este lunes, Castellano convocó a los concejales para dialogar acerca de su nuevo organigrama. Tal cual como había anticipado Vía Rafaela, habría modificaciones, pero no tantas como la oposición quería. Y, sobre todo, se mantenía la Jefatura de Gabinete, que había sido el principal eje de debate político. Es así que la oposición comenzó a planear no aprobarle la estructura de trabajo que el próximo (actual) intendente quería. 

Existía una posibilidad; que una parte de la oposición sí lo avalara. Al menos, se necesitaban cuatro votos. Pero no se consiguió. Entonces, Castellano cortó por lo sano y sacó el organigrama por decreto

90

Hoy tomé la decisión de retirar del Concejo Municipal el proyecto de ordenanza que habíamos elevado para la conformación de la nueva estructura orgánica que es con la que voy a gobernar los próximos cuatro años”, confirmó el intendente Luis Castellano.

Posteriormente, explicó que lo hizo “porque, en una actitud sin precedentes institucionales (hemos revisado muchos documentos al respecto y en todos los niveles estamentales) sé que el Concejo tiene intenciones de no votarla complicando la gobernabilidad”.

Por eso, “decidí firmar un Decreto que me permitirá la conformación de la estructura orgánica y que ésta pueda ser viable”. De esta manera, se evita perder un mes de trabajo en un momento en el que necesitamos ponernos sobre temas importantes, como la Ordenanza Tributaria y Presupuesto 2020″, agregó.

Tuve un gesto democrático, de diálogo, importante con el Concejo porque los llamé para que sepan por boca mía cómo se conformaría esa nueva estructura orgánica, dicho sea, con una reducción del 20 por ciento en el gasto político y, además, con los fundamentos correspondientes que hacen a su diagrama”, expresó el Intendente.

Luego señaló que “lamentablemente, el Concejo decidió poner palos en la rueda, de acuerdo a las declaraciones públicas hechas por algunos concejales de la oposición, diciendo que no iban a votar la estructura orgánica tal como la propusimos”.

“Creo que el Concejo pone palos en la rueda porque tiene mayoría automática, no interpretaron el voto de la ciudadanía, no están pensando en los inconvenientes que podrían ocasionar a la gobernabilidad y tampoco tienen claro que hay una enorme cantidad de dificultades diarias que ocurren en la ciudad y no podemos dedicarnos a este tipo de discusiones. Lo que tenemos que hacer es ponernos manos a la obra y trabajar por los rafaelinos”, añadió.

“El paso siguiente será con la estructura orgánica, convocar al equipo. Ya estamos trabajando en la transición. Sabemos que a partir del 10 de diciembre tendremos que asumir y le tomaremos juramento a cada uno de los funcionarios para que inmediatamente se pongan a trabajar, porque son muchas las necesidades y las responsabilidades que hay dentro del Municipio para que podamos mantener el estándar de servicios, obras y de programas que tenemos y, también, pensar en un futuro cada vez mejor para Rafaela”, finalizó el intendente Luis Castellano.

La semana que viene, el Concejo Municipal tiene que votar la Tributaria. Entre otro orden de cosas, deberá definir si desde enero -y por el próximo semestre- la tasa y el resto de los tributos municipales aumenta un 24%. Aún no han sido convocados los funcionarios de Hacienda.

La Tributaria, las nuevas autoridades del Concejo Municipal y el Presupuesto 2020, son las próximas batallas. ​




Comentarios