El equipo de Walter Otta tuvo un mejor desempeño que el de Lucas Bovaglio. El "Celeste" jugó casi todo el segundo tiempo con uno más por la expulsión de Gastón Martínez.


Atlético de Rafaela empató 0 a 0 ante Villa Dálmine, en Campana, por la fecha 12 de la zona B de la Primera Nacional. El árbitro, el tandilense Lucas Novelli, no tuvo un buen partido.

La “Crema” venía de de vencer como local por 3 a 1 a Almagro y con este empate se mantiene en el lote de arriba. Pero desde hace bastante no puede sumar de a tres como visitante. Sigue manteniendo como objetivo principal poder participar de la Copa Argentina 2020 (necesita terminar entre los primeros ocho).

El empate deja más satisfecho a Atlético porque el “Viole” había sacado el 78% de sus puntos (11 de 14) como local.

Un partido en donde el mediocampo no tuvo protagonismo. (@webdelviola)

El primer tiempo fue muy entretenido, con transiciones rápidas de la mitad de cancha y varias oportunidades de gol tanto para el  “Viole” como para el “Celeste”. Los delanteros de ambos equipos remataron más fuera de los tres palos, preocupando bastante poco a los arqueros. Hubo un gol invalidado a Bonansea (¿mano u off side, o ninguna?)

Apenas comenzado el segundo tiempo -al minuto y medio-, Gastón Martínez fue expulsado tras recibir la segunda amarilla al derribar casi infantilmente a Leonardo Acosta. El partido se terminó de calentar a los 30 del segundo tiempo, luego de que un jugador de Villa Dálmine terminara en el piso, cerca del arco de Atlético de Rafaela. La jugada siguió, sin que la detuviera Novelli, con la posesión de la pelota en los pies de los jugadores “cremosos”, pese a los reiterados pedidos de los de violeta para mandarla afuera. Hubo una pequeña trifulca, que terminó con una amarilla por lado. ¿Llegadas de gol? Casi ninguna.

Atlético no pudo ganar, pero se trajo un buen punto ante un rival que se hace fuerte en su casa. (@webdelviola)

Merecido 0 a 0 porque ninguno hizo demasiado como para romper el hielo. Atlético volvió a sumar de visitante y es importante. 




Comentarios