El operativo se dio el pasado miércoles en calle José Hernández al 300. El lugar estaba alquilado y tenía 7 abuelos, más los integrantes de una familia. Tampoco tenía habilitación ni servicio de emergencia.


Este miércoles, la Municipalidad de Rafaela volvió a clausurar preventivamente un geriátrico. En esta oportunidad, fue en pleno barrio 9 de Julio, en José Hernández 368 -frente a la Comisaría 2°-. Allí, vivía una familia junto a 7 abuelos, en una casa alquilada. Ahora, tendrán 10 días hábiles para al menos, comenzar a remediar la situación. “Era un depósito de abuelos, lamentablemente”, dijo el Juez de Faltas Municipal, Rubén Pavetti, quien también confirmó que este no sería el único lugar en este tipo de condiciones. Es el quinto que recibe esta sanción desde septiembre pasado

El operativo se realizó con personal de Protección Vial y Comunitaria y fue como consecuencia de una inspección periódica a todos los geriátricos que están habilitados. “Compartían el espacio con una familia. Un geriátrico no puede ser una casa de familia: tienen que estar separados”, dijo Rubén Pavetti en declaraciones a FM Galena (94.5 Mhz).Estos son los casos típicos que estamos viendo que personas o familias que alquilan una propiedad, incorporan internos, lucran con la actividad y también lo usan como casa de familias. No es el único caso. Estamos en conocimiento de otros. Además de no tener la habilitación, usan el inmueble como vivienda. Así no está permitido”.

“Nos encontramos con un lugar que no tenían las condiciones adecuadas. Las habitaciones no tenían luz natural ni tenían servicio de emergencia. No había médico de cabecera, no había enfermera en el lugar, medicamentos que no estaban diferenciados por cada interno… una serie de irregularidades importantes. La culpa no la tienen los internos ni los familiares, sino quienes llevan adelante esta actividad”, añadió Pavetti.  

El Juez de Faltas Municipal Rubén Pavetti (Vía Rafaela)

“Por ahora, para no trasladar a los abuelos, decidimos esta clausura preventiva, para buscar si ordenan esta situación. Espero que lo solucionen, porque sino vamos a tener que proceder a la clausura definitiva, que va en contra de los internos y de los familiares. Es una situación preocupante”, concluyó. Vale destacar que, en el caso de que no puedan ser reubicados los abuelos, podrían pasar a otros geríatricos habilitados. Aunque esta situación es solo provisoria: después deberán encontrar un alojamiento de forma definitiva.

¿Que pasó con el resto de los geriátricos que fueron clausurados con anterioridad? “Están cumplimentando los requisitos que le pedimos. Por eso se le dio más plazo. Aquellos que demoren más, pueden recibir algún tipo de plazo extra. Pero los que no, resolveremos la clausura definitiva”, respondió Pavetti. 




Comentarios