En estos momentos, se está atravesando la cañería por Av. Brasil. Pero luego se detendría, por los altos costos que tiene. En menos de dos años aumentó 2.5 veces. Hay una partida simbólica para 2020.


El desagüe de calle Tucumán es una de los trabajos públicos de mayor duración en la ciudad de Rafaela. Desde hace casi 20 años se viene desarrollando y debido a su alto costo, es una de las primeras obras a las que, al momento de ajustar, se tacha. Como para que tengamos en cuenta: el costo actualizado para terminar los más de mil metros que restan para llegar a la Jefatura rondaría los $200 millones de pesos. Y en el Presupuesto del año que viene, solamente tendrá una partida simbólica.

Así lo confirmó el actual secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Rafaela, Luis Ambort. En diálogo con “Algo dirán” (Radio Galena, 94.5 Mhz) quien detalló la obra que en estos momentos impide el paso normal del tránsito en esa esquina clave para el tráfico rafaelino. “Son trabajos que uno trata de postergarlo, pero en algún momento hay que hacerlo. Hay que unir este desagüe con el de Avenida Brasil. . Y hay que reconstituir toda la bocacalle, porque será un sector de captación de excedente pluvial. Esto es muy importante porque el agua que viene por Av. Brasil hacia el este, se encausaría por el desagüe de Tucumán. Esto solucionaría la acumulación de agua que se da en la intersección de Av. Roque Saenz Peña o Woodgate“, describió el funcionario.

Ambort indicó que “en unos 15 días” estaría terminado el trabajo de cruce, lo que llevó a que se cortara completamente el tránsito. Posteriormente, se podría habilitar una mano, alternativamente. 

“Todavía no tenemos planificada la continuidad de esto el año que viene, básicamente por los costos que tiene esto”, se sinceró Ambort. “Es una obra importante, cara. Lleva mucha mano de obra, materiales, equipos. Habrá que ver qué es lo que se pueda llegar completar”, añadió. Consultado sobre si estaba en el Presupuesto 2020, contestó que había una partida, pero que se podía ampliar o reducir. “Lo importante es tener lo recursos y estamos en un momento de mucha incertidumbre. Uno lo que quiere es poder hacer la mayor cantidad de obras posibles”, completó.

Respecto del costo hasta culminar, arriesgó que “teníamos un presupuesto por los 1.100 metros que faltan del orden de los 200 millones de pesos. Esto da unos 18 o 20 millones de pesos por cuadra”.

“Nosotros tenemos el proyecto ejecutivo terminado. Lógicamente, siempre estamos atento a que aparezca algún financiamiento: provincial, nacional o internacional. Hasta habíamos averiguado por algún financiamiento con entidades privados“, recordó.

Como para comparar y ver lo devastado que quedó el país en dos años: en febrero de 2018, el Intendente Luis Castellano había gestionado ante Juan Carlos Bertoni, secretario de Recursos Hídricos de la provincia. De acuerdo al parte de prensa municipal, la “obra emblemática” tenía un costo estimado en “80 millones de pesos”. Es decir: aumentó 2.5 veces.




Comentarios