El ladrón destruyó el vidrio de la puerta. Ingresó y fue derecho a la caja. Pero no se llevó nada. Para la empresa, el saldo igualmente es negativo: la reparación sale $5.000.


Otra vez, los ladrones buscaron a Sodecar como un lugar de búsqueda de dinero fácil. Pero esta vez, el resultado no fue positivo: no solo no había dinero, sino que se llevaron un golpe en la huída del lugar. Esto ocurrió el viernes, pero las imágenes se difundieron en el día de hoy.

No es la primera vez que esto le sucede a este comercio tradicional de la ciudad. Pero en otras oportunidades, habían perdido dinero y mercadería. En este caso, sólo deberán reponer la puerta, que tiene un costo de $5.000.




Comentarios