Así lo confirmó el cura de la parroquia, Jorge Buschittari. Rompieron varias partes del establecimiento para poder llevarse cerca de $20.000.


La inseguridad sigue asechando al barrio Amancay de Rafaela. En esta oportunidad, fue el turno de la parroquia de San Cayetano, de donde este martes por la tarde se llevaron unos 20.000 pesos, además de generar diferentes destrozos en las instalaciones.

De acuerdo a lo confirmado por Jorge Buschittari, el párroco del lugar, los ladrones -de acuerdo a la reconstrucción que pudieron realizar- ingresaron por la puerta principal y rompieron un vidrio, que da la sacristía, el lugar en donde se visten los curas y se guardan todos los elementos de la misa.

Como no pudieron encontrar nada de valor allí, decidieron salir, saltaron un portón e ingresaron por la parte trasera. Fue allí en donde violentaron una celosía, entraron por la sala de catequesis y llegaron hasta la secretaría. Barretearon la puerta y pudieron acceder al lugar en donde tenían guardado el dinero.

“Con la gente de la parroquia nos parece que hubo un trabajo de inteligencia previo. Alguien pudo haber venido con una excusa y haber averiguado. Porque fueron derecho al dinero”, completó padre.

Otros robos

No es la primera situación de inseguridad que vive el sector. A finales de julio pasado robaron en la vecinal en el SAMCo. Esto derivó en una carta abierta presentada por los vecinos del barrio, quienes se quejaron de la inacción policial ante puestos de venta de drogas y la falta de patrullaje en el lugar. 




Comentarios