En el Club Universitario de Bahía Blanca durante la madrugada de este sábado hubo mucho nerviosismo por una gran cantidad de gente que se acercó al lugar para disfrutar con amigos y terminó viviendo momentos de tensión.

Personal del área de Fiscalización del municipio clausuró esta madrugada el boliche debido a la gran cantidad de personas que se encontraban en el lugar, superando el aforo establecido por las autoridades.

Fuentes oficiales informaron que el operativo se produjo alrededor de las 5, cuando acompañados por efectivos de la seccional Segunda procedieron a desalojar el sitio y llevar adelante el acto administrativo en el predio de calle San Juan al 600.

Tal como publica La Brújula, largas filas se podían observar desde minutos antes de la medianoche, jóvenes que pretendían ingresar temprano a sabiendas de la importante concurrencia que se estaba registrando. Los primeros incidentes se produjeron cuando algunos intentaron saltearse lugares en la hilera. Fue entonces que frente a las primeras avalanchas, las puertas del local bailable se cerraron hasta ordenar el acceso.

Testigos indicaron a la redacción que mucha gente quedó afuera y otra que ya estaba en el interior no podía salir. No obstante, la situación se complicó al punto que ambulancias asistieron a chicas que sufrieron desmayos o ataques de nervios producto del amontonamiento y la desesperación de un grupo por entrar.