La medida fue publicada en el boletín oficial y se justifica en la necesidad de que las empresas recuperen en su facturación los costos de distribución.


El gobierno de la Provincia de Buenos Aires  autorizó a las distribuidoras eléctricas y a las 200 cooperativas que operan , a implementar un aumento extra en las tarifas, por encima del 40 por ciento que rige desde el 1 de febrero.

La medida es por la necesidad de que las empresas recuperen en su facturación “las diferencias en la aplicación de los costos mayoristas de electricidad” y “las diferencias generadas en el costo propio de distribución”.

También, incluirán  a los usuarios de la tarifa social. Este reconocimiento de un aumento fue por  postergado en septiembre del año pasado, cuyo recupero se instrumentó en un esquema de seis cuotas, junto al recupero del aumento de costo de energía dispuesto de la Nación y que, por la demora de los cuadros tarifarios de la Provincia, no se había podido terminar de aplicar.






Comentarios