Luego de obtener la autorización de la madre, INCUCAI iba a trasplantar los órganos, pero la pequeña sufrió un paro cardiorespiratorio antes de ser desconectada. 


Después de la medianoche se decidió desconectar a Agustina Milagros Cruz, la beba que habría sido agredida por su madre María Elena Cruz de 24 años, hasta provocarle muerte cerebral. Fue ella quien firmó el consentimiento para que los organos de la niña sean donados, pero no llegaron a tiempo.

Producto de las agresiones recibidas, la pequeña Agustina de 23 meses de edad (cumplía 2 años el 22 de febrero), llegó al Hospital Interzonal José Penna derivada desde el Hospital Naval Puerto Belgrano, en estado desesperante.

El caso conmocionó el jueves puntaltense y en las redes sociales miles de vecinos manifestaron su repudio hacia  Cruz, quien es personal militar de la Armada Argentina, oriunda del norte de nuestro país y se encuentra embarazada de 7 semanas. La mujer fue trasladada a la DDI Bahía Blanca donde permanece detenida.

María Elena, la mamá y Agustina Cruz la pequeña de 23 meses.






Comentarios