La iniciativa fue impulsada por el bloque de concejales de Bien Común.


Los concejales del Bloque Bien Común, junto a la Doctora Gabriela Aparicio integrante del partido, presentaron una propuesta de modificación al Código de Faltas a través de la que plantean la responsabilidad de los padres y representantes legales de los menores por faltas cometidas por los mismos y accionar por medio de multas a los mayores. 

Queremos actualizar el control del Municipio contra el vandalismo y dar un mensaje de mayor diálogo y responsabilidad. Esta ordenanza vendría a saldar un vacío dado que nuestras faltas no contemplan la responsabilidad de los adultos de forma expresa. Estamos imitando a otros Municipios y también fijamos que lo recaudado con estas multas vaya al Fondo de Infraestructura Escolar”, sostuvo Daniel Medina presidente de la bancada opositora. 

Medina también se refirió a la necesidad de que esta ordenanza sea aprobada y difundida como elemento de disuasión de inconductas públicas, “hace dos años intentamos desde Bien Común ampliar los alcances del Trabajo Comunitario ante faltas locales. Lamentablemente no tuvimos los votos para establecerlo. Deseamos tener mayor apoyo esta vez”.

La doctora Aparicio indicó que expresamente el Código de Faltas solo dispone sanciones contra acciones de las personas físicas y de la responsabilidad de las Personas Jurídicas sin indicar el caso de los menores. Por su parte Liliana García dijo que esta medida debe impulsar también el diálogo familiar.

Por último  sostuvieron que el proyecto intenta generar herramientas de sanción contra reiterados daños en el patrimonio público como nomencladores, bancos o monumentos de la Ciudad. “Es un aporte positivo en línea con normas de La Plata, Saladillo y Necochea. Deseamos que esta iniciativa sea aprobada y aplicada”. 






Comentarios