Durante dos días la ciudad estuvo invadida por un alerta metereológico por abundantes precipitaciones, las calles estuvieron anegadas y también afectó un establecimiento educativo.


Las autoridades y maestros del Jardín de Infantes  904, que se encuentra en el barrio Mora, llegaron al edificio encontrando un panorama desolador.

Decidieron por consecuencia de las lluvias que inundó el establecimiento y el patio, suspender las actividades de los niños.

Los padres de los alumnos se sintieron impotentes al observar otra vez, que los docentes debían sacar el agua como pudieran, así lo manifestó una mamá. Además solicitaban la presencia de autoridades de educación.

Jardín de Infantes 904

Andrea Vogel, Presidente del Consejo Escolar, manifestó que ” ya se presentó el personal de infraestructura y  evaluó la situación. Ahora se están planificando los pasos a seguir junto con la colaboración de defensa civil”.

Jardín de Infantes 904

Jardín de Infantes 904






Comentarios