Lo hizo el bloque de concejales de Bien Común y afirman que buscan combatir las estafas inmobiliarias. El proyecto será girado mañana a la comisión de Legislación. Video explicativo.


Los concejales de Bien Común, Daniel Medina, Liliana García y Hugo Schamber presentarán un proyecto que promueve la creación del Banco Municipal de Tierras Rosaleño.

Desde el bloque afirman que apuntan a corregir desigualdades que afectan a la comunidad rosaleña. “Queremos cambiar las cosas en Rosales. Uno de los problemas más grandes que tenemos es el acceso a la tierra con el respaldo de una escritura”, indicaron.

En tal sentido los ediles vecinalistas señalaron que “nunca se intentó hacer algo distinto. Queremos brindar una herramienta que respalde a los vecinos y sea útil al estado. Hay que enfrentar los loteos irregulares y muchas estafas que suceden luego de adquirir propiedades con boletos de compra-venta que generaron negocios para unos pocos”.

Banco de Tierras

Los concejales explicaron que el Banco de Tierras dispone que el Municipio bajo control público adquiera terrenos y termine con los ‘vivos’ que encuentran inmuebles con deudas y buscan hacer negocios.

“Proponemos un sistema en donde existan subastas publicas entre personas que no posean techo propio brindando prioridad a quienes tienen una necesidad habitacional real y no a quienes concentran enormes cantidades de tierras por el afán de lucro, afectando la situación habitacional general”, explicó Daniel Medina, presidente del bloque.

La ordenanza, informaron, toma como ejemplo normas de Villarino, Mar del Plata, Gualeguaychú y Mercedes, entre otras ciudades. “Es increíble que en tantos años en Rosales no haya existido una política activa que facilite el acceso a la tierra legal a cambio de un precio justo. El banco de tierras dispone que el Municipio pueda gestionar la incorporación de terrenos que hoy estén en jurisdicción nacional, por ejemplo, y que al ser transferidos a la orbita municipal puedan ser loteados con su escritura correspondiente. También la posibilidad de que se incorporen a la esfera municipal terrenos abandonados y con deudas”.

Hoy la mayoría de los inquilinos rosaleños gastan mas de la mitad de sus ingresos en sus alquileres, y un beneficiario de PROCREAR enfrentará grandes dificultades si quiere construir y obtener un terreno con el monto del crédito. El problema habitacional no puede seguir siendo desconocido por la clase gobernante. Desde Bien Común insistimos y llamamos al hacer. El tiempo es ahora” afirmó finalizó Medina




Comentarios