El Sindicato de Trabajadores Municipales rechazó la designación de empleados de otras áreas para realizar controles en los accesos a la ciudad.


La relación entre el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Departamento Ejecutivo no tiene paz desde que asumió la nueva comisión del gremio que ahora encabeza Marcelo Sottile.

Luego de varias medidas de fuerza, incluidos paros en tiempos de cuarentena y a pocos días de haber resuelto la paritaria 2019 e iniciado la 2020 el Sindicato volvió a manifestar su descontento con el gobierno Municipal.

A través de un comunicado el STM expresó su descontento con la reubicación de empleados de las áreas de Deportes, Cultura y Turismo para que realicen controles en el acceso a la ciudad por Ruta 229.

Marcelo Sottile

“El Ejecutivo Municipal, a través de la Resolución 17/2020 pretende, de manera forzada e indebida, reubicar a compañeros y encomendarles tareas que no les son propias, comprometiéndolos en su salud y bienestar, llevando riesgo además para el resto de los vecinos rosaleños”, expresaron desde la entidad gremial.

Afirmaron además: “Los mismos no poseen preparación alguna para desarrollar las referidas tareas, sobre todo en el contexto actual, registrándose en la vecina ciudad y lamentablemente, el pico de contagios de COVID-19. Llama la atención que el municipio, que cuenta con un cuerpo de inspectores capacitado y preparado para llevar a cabo este tipo de labor, lo desligue de la referida tarea y se envíe a participar de los controles a trabajadores de otras áreas, sin ningún tipo de preparación y conocimiento”.

Finalmente manifestaron: “En caso de persistir en su intención, no dejará otro camino que formalizar la correspondiente denuncia ante el Ministerio de Trabajo para su debida intervención, haciéndolo responsable además de cualquier consecuencia que esta medida pueda acarrear para los trabajadores.




Comentarios