Estaba trabajando en una obra como albañil, lo conmovió un niño que estaba descalzo, en remera en pleno invierno y despertó su solidaridad en Pehuen Co. Se sumó su hija en Punta Alta.


Las familias rosaleñas no escapan de la crisis económica que atraviesa el país y es el motivo principal por el que la solidaridad de los puntaltenses siempre ayuda a los que atraviesan situaciones difíciles.

Jaime Carrasco junto a Laborde, a quién le dicen cariñosamente Pocho ayudaron a un niño y a su familia en Pehuen Co al observar en la situación que se encontraban. Así surgió la idea de cocinar en sus casas de lunes a lunes, armar viandas con comida recién preparada y repartirlas a domicilio durante la noche. 

Matías Carrasco es colaborador de la iniciativa solidaria

Comenzaron con 30 personas en la localidad balnearia y en la actualidad, en menos de un mes, llegaron a 40, entre ellos algunos adultos mayores. La gran mayoría son niños. Además, reciben la colaboración de una panadería, que les dona el pan. 

En Punta Alta se sumó Juliana Carrasco, al ver el gesto del papá no dudó en llevar a cabo la misma tarea. Ella le manifestó a Vía, ” sólo las noches de los sábados y domingos estamos entregando la comida, por una cuestión de espacio. Lo que le pedimos a la gente es que se inscriba por mensaje, para que alcance para todos”.

Caterina Pérez es colaboradora de la iniciativa solidaria

Agregó, “Este fin de semana pasado, pensamos que no llegaríamos a darles a todos, pero lo logramos. Fueron un total de 25 niños, 10 adultos y un abuelito que llegó desde un campo”.

Aceptan donaciones de comercios, de ropa y de todos los que quieran sumarse a la iniciativa. Los números de contacto son 2932523228 Juliana, Maipú 645 ( Punta Alta) 2983418352 Jaime, calle 17 Nº 778 ( Pehuen Co).

Matías Carrasco es colaborador de la iniciativa solidaria





Comentarios