El sábado hubo banderazo en el Mendizábal, habrá 1.600 metros de tirantes y más de 2.000 globos para la salida del rojinegro. 


La mano viene difícil, parece imposible. Casi un milagro, pero el pueblo rojinegro cree. Lo demuestra. Banderazo el sábado en el Mendizábal y un arsenal de cotillón para el domingo. Así espera el pueblo rojinegro la final del domingo contra Villa Mitre.

Anuncian que habrá 1.600 metros de tirantes y más de 2.000 globos para la salida del equipo. 

Remontar un 0 – 3 parece imposible. Pero el pueblo “Sangre y Luto”, tiene fe.






Comentarios