Dijo que la única vez que un cura rezó un responso fue porque se lo pidió a Bergoglio y que luego nunca apareció otro.


La madre de Andrea, una de las víctimas del atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) dijo que no cree en la justicia, que ya llevan casi 25 años de “injusticia” y que “la memoria” es la mejor herramienta para derrotar la impunidad que sufren.

No creemos en la justicia y no hubo respuesta para el atentado contra la Embajada Israelí (17 marzo 1992) ni para la AMIA (18 de julio de 1994)”, afirmó. Se queja por la actitud de la Iglesia y nota escaso interés en el cardenal Mario Poli.

Sofía consideró tibio el apoyo recibido de la Iglesia Católica en Argentina, incluido el del entonces cardenal Jorge Bergoglio. Recordó que al Papa Francisco lo conoció cuando era cardenal para pedirle “un cura” que rezara un responso por las víctimas católicas en cada aniversario de AMIA.

Eso ocurrió una vez en el 20º aniversario, en un acto interreligioso y al otro día en el acto central, pero después ninguno. “Decir que no estuvieron cerca nuestro: no, porque fuimos y tratados con cordialidad y solidaridad; decir que se ocuparon mucho del tema nuestro: no, tampoco”.

Sobre el pacto con Irán, dijo: “Sentimos que estaban negociando nuestros muertos. Irán manejaba así la justicia argentina y solo quería que levantaran las alertas rojas internacionales”, en declaraciones a MisionesOnline TV. Sofía dictó charlas en el Colegio Gutenberg y en la Asociación Israelita de Posadas en su visita a Misiones.

Nos han mentido, hay un encubrimiento tan grande que lleva a una impunidad de 25 años, los ideólogos fueron funcionarios iraníes, la conexión local tuvo que haber, con gente que abone el terreno que ellos venían a invadir”, reflexionó sobre la justicia.

Sofía Guterman, la mamá de Andrea, acompañada por su esposo Alberto, camina el país para que nadie olvide a las víctimas ni a los atentados. Y visita escuelas para hablar con los chicos y contarles que la tragedia es de todos los argentinos.

La iniciativa, cuenta, es hacer de la memoria una “especie” de justicia ya que “desde hace 25 años vivimos una verdadera injusticia”. En su paso por Misiones, el Gobernador Hugo Passalacqua la recibió en su despacho de Casa de Gobierno y la felicitó por promover la paz.

Hasta la fecha continúa impune este ataque antisemita, uno de los más graves desde la Segunda Guerra Mundial, pero Guterman afirma saber quiénes fueron los responsables. “Mi trabajo, en realidad, es más por la memoria que por la justicia. Por eso voy a las escuelas”, señaló.

Es muy triste cuando a uno se le terminan las esperanzas. Creo que al no haber justicia, nosotros tenemos que utilizar la memoria como una forma de justicia. Ni el atentado ni las víctimas deben ser olvidadas”, añadió.

Entre las víctimas hay identificadas 85 víctimas, entre las que se encuentra Andrea, hija de Sofía y quien se desempeñaba como docente al igual que su madre. Sin embargo, también hay restos que aún no han podido ser identificados. En 2016 se dio con el paradero de otro fallecido quien era un varón de 22 años, el boliviano Augusto Daniel Jesús, que asistía con su madre a un curso para el cuidado de personas enfermas.

Guterman consideró que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado. “Lo tenían entre ceja y ceja. Él tenía grandes denuncias para hacer y había investigado mucho. Nisman nos había convocado en una oportunidad para mostrarnos las fotos de todos los ideólogos y partícipes del atentado”, mencionó.






Comentarios