Era un reclamo añejo. Los chicos caminan unos 5 kilómetros para ir a clase. Cruzaban el arroyo caminando sobre troncos.


Los alumnos de Colonia Río Victoria, un paraje rural de Misiones, ya no se mojan hasta la cintura como ocurrió durante años cuando cruzaban el arroyo “Pintadito”. Los alumnos son los hijos de 15 familias que viven en la zona, a unos 65 kilómetros de San Vicente en el centro sur de la provincia.

Ahora disponen de una pasarela de hormigón construida por Vialidad de Misiones que los conecta sobre el arroyo camino a la Escuela Nº 534 “Don Ceferino”. Cuando el arroyo estaba bajo, podían cruzar pero mojándose. Cuando llovía y el torrente era muy fuerte se quedaban sin clase. O no podían volver a casa.

El 2 de enero, el titular de Vialidad, Leonardo Stelatto, informó que la obra había finalizado con estructura total de hormigón. Luego se colocaron las barandas laterales metálicas de seguridad, se compactaron los terraplenes en ambas cabeceras. También los equipos viales de la DPV acondicionaron el camino de acceso al puente con entoscado y compactado.

Los chicos de la colonia no dependen del nivel del arroyo para ir a clase, ni se mojan como ocurría antes. (Infobae)

 El puente peatonal tiene 16 metros de largo, 1 metro de ancho y 4 metros de altura sobre el agua, previendo las crecidas que suelen ser rápidas e inesperadas. La noticia del sacrificio que hacían los alumnos de Colonia Río Victoria fue difundida por Infobae. 

Tras la publicación en el medio porteño, Amnistía Internacional inició una campaña para ayudar a las familias y en la plataforma humanitaria Change.org se abrió un petitorio de gran repercusión, con 71.000 firmantes hasta hoy.

Semanas de asistencia escolar intermitente, inviernos en los que la gripe y resfríos se convertían en huéspedes de los humildes hogares, eran habituales para los alumnos señaló Infobae. También se repetían los reclamos por todos los medios.

Puente en construcción cuando se le colocaron las barandas. (Infobae)

Al comenzar las clases el 11 de marzo, tanta movilización tuvo su recompensa y los alumnos de la Escuela Nº 352 ya no llegan a clase empapados y ateridos. Las 15 familias del paraje Colonia Río Victoria (de donde emigraron otras 20 familias debido a la dureza de la vida en la zona) pueden ahora usar bicicletas y motos para realizar el cruce.

José Andrade, uno de los vecinos de Colonia Río Victoria, es un de los más emocionados. Seis de sus siete hijas caminan unos 5 kilómetros por el monte. Ahora que tienen el puente está feliz porque sus niñas pueden ir a clase todos los días y en forma segura.

Los Andrade sufrían cada vez que sus hijas salían para la escuela y si llovía, peor aún, porque pensaban en que no podrían cruzar o volver. También los aterrorizaba que el agua las arrastrara. “Nos llena de emoción saber que ahora pueden ir a la escuela normalmente, como cualquier chico“, contó Andrade a Infobae.

El titular de Vialidad, Leonardo Stelattto y el gobernador Hugo Passalacqua en la inauguración de puentes en el interior. (Prensa Gobierno)

Vialidad construyó la pasarela de hormigón justo en el lugar sobre el arroyo Pintado donde antes había un precario “puente” de troncos y alambre. Lo construyeron los propios padres de las familia para evitar que sus hijos se mojaran.

Durante años, si el Pintadito estaba crecido, dormían en casas de profesores, compañeros o permanecían durante horas en la escuela hasta que sus padres pudieran recogerlos en un vehículo tras un recorrido de más de diez kilómetros.

La obra de Vialidad sobre el Arrroyo Pintadito finalizó en enero. (Vialidad Provincial)

La nota del medio porteña menciona a la concejal del PAyS, Clelia Carballo, de San Vicente, como una de las impulsoras del paso durante una década. Su construcción se realizó como parte del plan “100 puentes” que Stelatto encaró por pedido del gobernador Hugo Passalacqua. Hasta ahora, informó, se han construido 130 y llegarán a 200 en diciembre.

“Creo que, en cierta manera, el Gobierno municipal se avergonzó por la difusión que tuvo el caso y finalmente decidió atender un petitorio que llevaba ya muchísimo tiempo”, dijo Carballo. 

En la Colonia Río Victoria sueñan con un puente vehicular que facilite el paso de vehículos de servicio o particulares. También de ambulancias porque junto a la escuela funciona una sala de primeros auxilios médicos.






Comentarios