La chica de 17 años fue apuñalada 11 veces. La autopsia determinó que estaba embarazada. Tenía el sueño de estudiar. 


María Belén González, la adolescente de 17 años apuñalada por su pareja de 22, fue sepultada este jueves en Ruiz de Montoya. El saber que estaba embarazada de casi tres meses acrecentó el dolor de su familia que ya perdió a otro hijo de 16 años por una enfermedad.

La autopsia de Belén arrojó datos estremecedores sobre la furia con la que actuó su presunto asesino, Sebastián S., de 22 años, quien fue detenido. La chica sufrió 11 heridas de arma blanca. Una en la tráquea y otra en la aorta, las mortales, informó MisionesOnline.

Hilario González, el padre de Belén, asesinada en Posadas. (Primera Edición)

El cuchillo o algún otro elemento cortante usado en el ataque aún no fue encontrado. Todo ocurrió en un inquilinato del barrio Las Dolores donde vivía María Belén González (17) con su pareja.

María Belén nació en Jardín América, vivía en el Paraje San Juan de Puerto Leoni con su familia y, cuando sus padres se separaron, se mudó a Posadas con su mamá. Había estudiado danzas en Ruiz de Montoya, donde también vivió un tiempo con su madre, y soñaba con seguir estudiando, contó su padre al diario 1ª Edición.

Sebastián, su pareja, es el único detenido y permanece incomunicado. Esta semana deberá declarar ante el juez de Instrucción 1º Marcelo Cardozo. Convivieron ocho meses y en ese tiempo, según su familia, el muchacho la controlaba al punto de quitarle su celular.

El ataque sobrevino inesperadamente, dijeron testigos del inquilinato donde vivían. Un rato antes habían estado juntos lavando ropa. El presunto asesino huyó, en camino se cruzó con el padrastro de María Belén y le comentó la pelea.

Preocupado, el hombre le avisó a la madra de María Belén y juntos fueron hasta el inquilinato. Tuvieron que tumbar la puerta para entrar y se encontraron con el cuerpo ensangrentado de la chica, ya sin vida. Enseguida llamaron a la policía que hizo un rastrillaje y detuvo a Sebastián S. 






Comentarios