Superaba los 32º en la mañana de este lunes y al atardecer llovía y descendió a 22 grados.


La temperatura bajó más de 10 grados desde la mañana en Posadas, estableciéndose en 22º mientras continúa lloviendo. La siesta posadeña fue tranquila con una lluvia mansa, pero en la vecina Garupá llegó con vientos fuertes.

Lunes con cielo encapotado en Posadas y sobre el Paraná. (CIMECO)

Sin causar víctimas, ráfagas de viento huracanado derribaron y dejaron fuera de servicio la línea de 132 KV que abastece a las localidades de Apóstoles, Concepción de la Sierra, Tres Capones , San José y zonas aledañas.

En Garupá el vendaval derribó 12 postes de la línea de 33 kilovatios, informó MisionesOnline. Empleados de la empresa de energía trabajaron durante la tarde en reparar la línea que abastece a los barrios de Villa Lanús y la Garita, además de la ciudad de Garupá.




Comentarios