El precandidato presidencial peronista Juan Manuel Urtubey consideró que la candidatura de Roberto Lavagna sólo existió en los medios y se pronunció en favor de un sistema parlamentario de Gobierno, para lo cual “no es necesario modificar la Constitución”, aseguró. El gobernador salteño consideró que cada vez crece más un espacio alentado por la sociedad […]


El precandidato presidencial peronista Juan Manuel Urtubey consideró que la candidatura de Roberto Lavagna sólo existió en los medios y se pronunció en favor de un sistema parlamentario de Gobierno, para lo cual “no es necesario modificar la Constitución”, aseguró.

El gobernador salteño consideró que cada vez crece más un espacio alentado por la sociedad que rechaza “esta pretendida polarización de la grieta entre el macrismo y el kichnerismo”. Respecto al ex ministro de Economía y ex candidato presidencial Lavagna, sostuvo que su candidatura “apareció y desapareció en los medios y son más especulaciones de terceros; los que tenemos intenciones de competir estamos trabajando para eso”.

Roberto Lavagna. Urtubey piensa que “apareció y desapareció en los medios”. (CIMECO)

En declaraciones a Radio Nacional recogidas por MisionesOnline, el salteño afirmó que, “la volatilidad política que tiene la Argentina destruye cualquier plan económico” y que “si la Argentina no estabiliza variables vinculadas a la convivencia política, esta turbulencia permanente hace que no haya plan de gobierno que se sostenga”.

Su objetivo, señaló, es cambiar el sistema político argentino para dar confianza a los inversores, modificando “el sistema de gobierno”. Sin poner en duda la “buena voluntad” de la dirigencia política, afirmó: “Mi percepción es que el sistema político está terminado. Quiero que vaya a un sistema parlamentario y para eso no es necesario modificar la Constitución”.

Urtubey confía en un gobierno parlamentario para la Argentina. (CIMECO)

Minimizó el impactó de la deuda con el FMI, que representa “el 12% de la deuda Argentina”. Pero insistió en “reestructurar el sistema impositivo argentino, porque el sistema tributario argentino es totalmente inequitativo y regresivo”. “El equilibrio fiscal tiene que ser bajo la vía del crecimiento económico, generando condiciones de crecimiento”, agregó.

“Hay una estructura política que subestimó la estructura de la crisis en Argentina y sobreestimó el prestigio personal del presidente Macri como herramienta de solución a los problemas. La confianza no viene a la Argentina porque venga un Presidente “confiable” es porque logremos un sistema de gobierno que genere confianza en Argentina”, concluyó.






Comentarios