Se mueven en la zona comercial y denuncian que piden altas sumas de dinero a cambio de no rayar los vehículos.


Los “trapitos” o cuida coches están en el centro de la polémica en el circuito comercial de Encarnación, ya que comerciantes y turistas – en su gran mayoría argentinos – denuncian que son intimados a pagar desde cien hasta seiscientos pesos para que le cuiden el coche y que en caso de negarse, los trapitos se ponen violentos y hasta rayan los vehículos.

Si bien hay un proyecto que regula la actividad de los cuida coches, el mismo no está aún en vigencia y por ello las autoridades se ven limitadas a la hora de tomar cartas en el asunto.

Imagen ilustrativa de “trapitos” trabajando

Esto sin dudas juega en contra tanto para el turismo de compras – que ya viene con una merma luego de la devaluación del peso – como para el turista que no puede contar con la mínima tranquilidad a la hora de recorrer los numerosos locales comerciales de Encarnación.

Por el momento, la Policía de Itapúa reforzó la presencia en el lugar e insisten que las víctimas de estas situaciones extorsivas lo denuncien ante las autoridades.






Comentarios