Ingresó a la comisaría desvanecida y tras practicarle primeros auxilios la llevaron al hospital Barreryro.


Una niña de 3 años emocionó a policías de la comisaría Octava de Posadas cuando fue a visitarlos por segunda vez, luego de que el pasado 12 enero fue asistida y reanimada tras desvanecerse en brazos de su madre. Los agentes le practicaron primeros auxilios y lograron salvarle la vida.

La nena entró desmayada con su madre a la jefatura que pedía ayuda a gritos, los efectivos practicaron la reanimación necesaria y fue trasladada de urgencia al Hospital Pediátrico Fernando Barreyro donde se recuperó. Los médicos tras horas de estudios confirmaron que la menor se encontraba fuera de peligro.

Como una muestra de afecto, los policías de la seccional dieron a la pequeña Rihana un obsequio, quien en estos momentos se encuentra a salvo junto a su familia.






Comentarios