Así lo afirmó el juez de menores y representante de la Ajunaf, César Jimenez sobre el proyecto de ley que propone condenar a los menores de 15 años como adultos.


El Gobierno Nacional enviará en febrero, al Congreso, el proyecto de ley que bajará la edad imputabilidad a los 15 años durante el período de sesiones extraordinarias. Este tipo de medidas se había intentado en 2017 por el ministro de Justicia, Germán Garavano pero el contexto socio político impidió su tratamiento.

En este aspecto, el juez de menores de Posadas y miembro de la Asociación Argentina de Magistrados, Funcionarios y Profesionales de la Justicia de Niñez, Adolescencia y Familia (Ajunaf), César Jimenez en diálogo con Radio Provincia aseguró que el proyecto de ley es una “postura represiva y regresiva“. Además declaró: “Plantear desde el Estado una reforma penal teniendo como eje bajar la edad de punibilidad solamente, es una barbarie“.

César Jiménez, juez Correccional de Menores de Posadas.

“Tenemos que pensar todo el contexto que lo rodea. Es necesario potenciar políticas públicas serias y claras para este sector más vulnerable”, precisó. Para Jiménez el proyecto de ley tratará a jóvenes en proceso de formación y crecimiento, “todavía no tienen autonomía mental, todavía no tienen madurez suficiente para infligir una ley penal. Por consiguiente, pensar en dar la misma respuesta al espacio juvenil que se le da al adulto, es un error”.

A nivel estadístico, Jiménez explicó que en Misiones, el número de menores de edad que cometen delitos penales corresponde al 2%, y para la provincia de Buenos Aires es del 4%. Esto significaría que de cada diez personas que realizan un hecho ilícito uno o dos tienen menos de 18 años. “Se quiere hacer una analogía con la inseguridad ciudadana, como que el niño y el adolescente es el único responsable exclusivo y excluyente. Esto es una ficción”, afirmó.

El juez de menores consideró que la solución más apropiada en estos casos: “Es una cuestión que necesariamente debe resolverse con políticas públicas, no con medidas represivas y regresivas, no con actitudes que simplemente se toman cada vez que hay elecciones“. En este sentido expresó que “a mí me parece que es una vez más una medida electoral. Tenemos que buscar salidas alternativas, y la Justicia de la estática es una de ellas, que lo hemos aplicado aquí en Misiones en varias oportunidades y con éxito. Es una Justicia más pacífica y que resuelve conflictos sociales”.






Comentarios