El hombre se encontraba vacacionando con su familia en un balneario de Ituzaingó, Corrientes.


Un rescate heroico derivó en un fatal desenlace para un misionero de 37 años, que este domingo murió ahogado en el río Paraná tras rescatar a sus dos hijos y al menos a otro menor.

La víctima fue identificada como Américo Andrés Navas, domiciliado en Garupá, quien se encontraba vacacionando con su familia en el balneario correntino de Ituzaingó.

La tragedia ocurrió el domingo alrededor de las 16, en una zona conocida como Santa Tecla, cuando Navas se percató que sus dos hijos habían dejado de hacer pie en el agua y estaban gritando para pedir auxilio.

Américo Andrés Navas junto a su familia

Sin pensarlo dos veces, el hombre se arrojó al peligroso cauce y rescató a sus pequeños (un varón y una nena) uno por uno, e incluso a otro menor que los acompañaba. Sin embargo, en un determinado momento desapareció de la superficie.

Con desesperación, tanto su pareja como un guardavidas fueron en su búsqueda, pero lamentablemente no pudieron encontrarlo. Las fuentes indicaron a Primera Edición que Navas fue hallado media hora después sin signos vitales. A pesar de los intentos de reanimación, no pudieron hacer nada para salvarle la vida.






Comentarios