Su otro amor de la vida disputará la revancha por la Libertadores el mismo día de su boda.


Cuando José Acosta se enteró que la revancha de la final de la Libertadores se jugará el mismo día que la fecha de su casamiento “quise suspenderlo. Me quería morir“. Cualquier fanático de Boca, no podría pedir un partido más épico, el superclásico dentro del torneo más importantes del continente.

Acosta de 30 años debería casarse por civil e iglesia junto a su otra amada, Solange Gómez de 27 años, pero todavía está en duda. Tendrá que debatirse entre el amor por su mujer y el fanatismo por Boca. “No sé cómo voy a hacer para estar a tiempo en la Iglesia si se demora el final. Uno no puede hacer esperar al sacerdote, es una locura. Ya les dije a todos que si ganamos la Libertadores, no me esperen. Yo voy a festejar sí o sí ¡Ja!“, bromeó. José es oficial de Policía y jefe de Bomberos de Santa Ana, además es el capitán de la reserva del club Sporting de Santo Pipó que actualmente disputa la Liga Posadeña.

José dará el “sí” el mismo día de la vuelta por la Libertadores, “me quiero morir”, expresó.

Beco (como le dicen sus amigos) y Solange eligieron, a comienzo de año, casarse el 30 de noviembre pero, “por un problema con el servicio de catering tuvimos que adelantar la fecha una semana. Jamás me imaginé que ese día se iba a definir una Libertadores y encima con un superclásico. El día que oficializaron la fecha de los partidos no fui a trabajar de los nervios que tenía. Ya estaba todo pago, así que era imposible cancelar la boda“.

Además José es capitán en la reserva de Sporting de Santo Pipó.

Es probable que deba romper con la tradición de juntarse con sus amigos a tomar cerveza para ver el partido. De todas maneras, “Solange conoce mi fanatismo y me entiende“, contó. Ella también es deportista y juega en la Liga Provincial de Voley. Aún así, José expresó que “igual está re loca con toda esta situación y mi cuñada ya me avisó que ‘no la haga sufrir en el altar’“.

Hasta sus dos perros son hinchas de Boca Juniors.

Entre risas, Acosta juró que es el único inteligente de su familia. “Ellos son todos de River igual que la mayoría de mis amigos e invitados. Ya le dije al DJ de la fiesta que si gana Boca ponga el himno de la 12 en todos los temas“, aseguró. Por último, mientras dará el “sí”, no quiere ni pensar en otra cosa que no sea una victoria del equipo xeneize. “Soy loco por Boca, pero voy a llegar al casamiento sí o sí. Es un gran paso en mi vida y lo tengo que disfrutar”, afirmó. Según publicó Olé.

Hasta sus dos perros son hinchas de Boca Juniors.






Comentarios