El satélite generará sistemas de alerta para inundaciones, mapas de riesgo, vigilancia marítima frente a la pesca ilegal y soporte ante emergencias ambientales.


Andrea González de 25 años oriunda de Puerto Piray forma parte del equipo nacional de científicos que puso en órbita al Satélite Argentino de Observación con Microondas SAOCOM 1A. Después de graduarse en la Epet N° 15, la joven decidió estudiar Ingeniería mecánica en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) en San Carlos de Bariloche.

A los pocos meses tuvo la posibilidad de trabajar en la empresa estatal Invap e ingresó al proyecto del satélite SAOCOM 1A. Andrea a pesar de formar parte del proyecto científico todavía cursa el tercer año de la carrera. “Es un cambio bastante rotundo, pero me acoplé, acá soy independiente, salí a buscar trabajo y se dio ingresar en el Invap y estar en este proyecto tan grande que es el Saocom”, explicó.

“Me siento feliz y orgullosa de haber formado parte de este gran proyecto, se dio todo gracias a Dios, es algo increíble”, relató la misionera. Forma parte del grupo de aseguramiento de producto que se encargan de las cajas que van en el satélite y absorbe los procedimientos. Se colocan en el estado que van a estar en el espacio, “se someten a ensayos de vibración para su resistencia, sometimiento a las temperaturas y electromagnetismo”, explicó.

“Estoy encargada de seguir los procesos hasta que se integre al satélite cada caja”, especificó. El satélite de tres toneladas y fabricado en el país servirá para generar sistemas de alerta temprana en inundaciones, elaborar mapas de riesgo de enfermedades de los cultivos, vigilancia del mar argentino frente a la pesca ilegal, y también para dar soporte a la gestión de emergencias ambientales. Según publicó El Territorio.




Comentarios