La actriz y Nicolás Villalba, que representan el sueño de la escuela misionera "Forjando Lazos", debutaron en la ronda de música disco.


Soledad Fandiño (36) y Nicolás Villalba tuvieron en la noche del jueves su estreno en el Bailando 2018, que se emite por Canal Trece. Para la actriz significó su regreso a la pista del programa tras 11 años de ausencia. 

La pareja debutó en la ronda de música disco, al ritmo de “On the radio”, de Donna Summer, pero no logró convencer al jurado, que le dio un bajo puntaje. “El final fue desprolijo”, acusó Ángel de Brito. Sin embargo, el coach apeló al BAR y pidió que revisen el último truco, ante lo cual le subieron un punto. La puntuación final fue de 15.

El momento más tenso de la jornada se vivió cuando De Brito indagó a la modelo sobre su antigua relación con Nicolás Cabré, actualmente en pareja con Laurita Fernández, otra miembro del jurado. “¿Por qué dijiste que tenías los peores recuerdos de Nico?”, le preguntó el conductor de Los Ángeles de la Mañana.

Soledad, visiblemente incómoda, sólo atinó a responder: “No. ¿Cuándo lo dije? Muy dudoso. Yo igual esas declaraciones no las daría”. Luego, al seguir el interrogatorio, quiso dar por terminado el tema: “No sé, pasó un montón de tiempo y no me acuerdo de esas cosas. Nunca dije eso. ¡Basta, Ángel!”.

Fandiño y Villalba representan el sueño de la asociación civil “Forjando lazos”, de la aldea Jasy Pora de Misiones, que no cuenta con edificios ni aulas para dictar sus clases y actividades.




Comentarios