El tratamiento con el aceite puede servir para la epilepsia, fibromialgia, alzheimer, parkinson o pacientes oncológicos.


La Cámara de Diputados de Misiones votó la adhesión a la ley nacional que utiliza el aceite de cannabis para la investigación y su uso medicinal, el año pasado había sido aprobado por el Senado de la Nación. El proyecto busca la promoción, prevención y concientización de su uso, como así también garantizar el acceso gratuito a los pacientes que lo necesiten.

Por otra parte se buscará desarrollar una evidencia científica sobre sus alternativas terapéuticas para ciertos problemas de salud que no pueden ser tratados por métodos convencionales. Uno de los impulsores de esta ley, el diputado renovador y titular de la Comisión de Salud de la Legislatura, Oscar Alarcón afirmó, en diálogo con el programa radial Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, que “vimos que Misiones tiene un sinnúmeros de pacientes que están utilizando el aceite de cannabis de uso medicinal”.

Alrededor de 500 personas necesitan utilizar el aceite, “para nosotros era muy importante poner el tema en agenda para darle a los misioneros la oportunidad de que la provincia se enmarque también en la investigación y el estudio”, expresó Alarcón. Entre las patologías, se destaca la epilepsia, el medicamento es el único que logra reducir las convulsiones.

De acuerdo con el diputado, un 50% de los pacientes no mejoraría completamente con la medicación habitual. “La gente que utiliza el aceite de cannabis dentro de esta patología ve una mejoría y se trata de un aceite que se importa al país”, manifestó. Este proyecto busca evitar poner en peligro la salud del paciente, porque “si el aceite no está elaborado como corresponde, puede ser perjudicial“.

También está siendo utilizado para otras patologías como la fibromialgia, alzheimer, parkinson o por pacientes oncológicos. “Es importante que la provincia comience a trabajar de manera mancomunada con la Nación”, comentó el legislador. Si bien hay una cierta incertidumbre por los cambios realizados en el gabinete por el Gobierno nacional, el INTA y el Conicet deben trabajar en conjunto. “No sabemos cómo va a seguir la investigación y el estudio ya que no vamos a tener el Ministerio de Salud, pero en Misiones, que no va a dar un solo paso atrás en los derechos de salud, vamos a seguir trabajando en ser vanguardistas en estas cuestiones“, dijo Alarcón. Según publicó El Territorio.




Comentarios