Por el caso de mala praxis, el juez de la causa le sentenció a un año de prisión y la inhabilitó por cinco años para ejercer su profesión.


El Tribunal Correcional y de Menores de Puerto Rico condenó a un año de prisión en suspenso a la médica imputada por mala praxis que provocó la muerte de un bebé dentro del útero de la madre en el hospital de Jardín América.

El fallo se conoció ayer y el magistrado Osvaldo Rubén Lunge consideró que la doctora María Gabriela de Guadalupe Rabán es responsable por el delito de “homicidio culposo“.

Con la pena en suspenso, el juez sentenció a la médica a una inhabilitación especial para el ejercicio de la medicina en forma pública o privada durante cinco años. La causa se había iniciado el 28 de septiembre de 2012 cuando Ramona Cóceres llegó al hospital con contracciones y trabajo de parto.

Primero, fue atendida en la guardia y luego por Rabán que le dio una medicación que pudo haber provocado el deceso del nonato.

Lunge ordenó allanar el hospital y secuestraron las historias clínicas de Cóceres y de su hijo Juan Cruz. Se cree que la medicación recetada por Rabán le provocó pérdida de líquido amniótico a la madre y la muerte de su hijo.

Por otra parte, el juez también pidió al fiscal Jorge Fernández que investigue si hubo responsabilidad de otros profesionales. Los fundamentos de la sentencia se conocerán el 31 de mayo a las 10:30 horas, según publicó Misiones Online.




Comentarios