A raíz de ello, el Consejo General de Educación apartó a la docente pero sostienen que la notificación nunca llegó. La directora y demás padres rechazan la medida y se manifiestan en la escuela.


Se conoció en los últimos días el caso de una madre que denunció ante el Consejo General de Educación a la maestra de su hija, el cual asiste a la Escuela Primaria n°621 de Cerro Corá. Se debe a que, aparentemente, la docente ejercía violencia contra la niña de 9 años.

Natalia Sosa, madre de la pequeña, aseguró que en el establecimiento se burlan de ella por su aspecto físico y, a causa de ello, se niega a comer en su casa. Sostuvo que no pone bajo la lupa la calidad de la enseñanza de la docente sino que la señala por incitar el bullying y minimizar las críticas hacia la menor.

A raíz del reclamo, el Consejo General de Educación de Misiones decidió separar del cargo a la docente, por lo que los demás tutores de los alumnos salieron al cruce de la denuncia presentada.

Sostienen que el escrito está a nombre de todos los padres, pero que es “una gran mentira” y aseguran que no están a favor de la medida tomada por el organismo. Alegan que a la escuela jamás llegó la notificación, por lo que nunca estuvieron al tanto de la situación, y le exigen al propio Consejo que informe acerca del hecho.

La directora de la institución, Ramona Gómez, negó las acusaciones hacia la docente involucrada y también aseveró que no recibió el informe. Asimismo relató que la acusación sorprendió a la comunidad educativa tanto como a los padres.

Explicó que desde el sindicato se acercaron a la escuela y llevaron consigo una copia de la resolución, pero que lo ideal hubiese sido que en primera instancia se reunieran con la supervisora y posteriormente con la autoridad del establecimiento.

En marco de esta polémica es que los padres bloquearon el acceso a la institución durante la mañana del lunes en reclamo por el esclarecimiento del caso, por lo cual debieron suspender las clases. Por la tarde, en tanto, retomaron las actividades cuando aún había gente apostada en la entrada.




Comentarios