La Reserva Campo San Juan, que contiene parte de la historia industrial de la provincia, fue donada a la Dirección de Parques Nacionales por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).


Los guadaparques de Misiones nucleados en A.Gu.Mis. considearon un “atropello” el traspaso de las 5.100 hectáreas de la Reserva Campo San Juan a la Nación, para quedar en manos de Parques Nacionales.

Reserva Campo San Juan: la torre del ingenio del siglo XIX que fue propiedad de Rudecindo Roca, hermano de Julio A. Roca y gobernador del entonces Territorio Nacional de Misiones. (WEB)

“Es un atropello y un desconocimiento al trabajo que vienen realizando todos los misioneros en cuestiones referidas a sus recursos naturales y cuidado del medio ambiente, señaló la Asociación de Guardaparques de Misiones (AGuMis).

Ya manifestaron su oposición el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, la Junta de Estudios Históricos de Misiones y el Ministerio de Ecología misionero. Passalacqua dio instrucciones para iniciar acciones judiciales y recuperar la reserva. 

Se trata de una reserva, adquirida por Yacyretá para compensar territorios inundados por la central hidroeléctrica, que ocupa un predio de 5.100 hectáreas entre el río Paraná y la Ruta Nacional 12.

Ofrece una flora muy particular del sur misionero, diferente a la del resto de la provincia, con ejemplares faunísticos únicos, entre los arroyos Santa Ana en el Este y el San Juan al Oeste.

“La reserva debería formar parte del Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas de Misiones, que a su vez es el de mayor biodiversidad y superficie de la República. Es el pilar en el que se asienta el desarrollo turístico de nuestra Provincia, posicionado como una verdadera política de estado del Gobierno Provincial”, señaló la entidad de los guardaparques.

En el predio se yergue parte de la planta industrial azucarera que perteneció a Rudecindo Roca, hermano del presidente Julio A. Roca, quien fuera gobernador del entonces Territorio Nacional de Misiones. Roca compró 9.000 hectáreas en esa zona, modernizó el ingenio con maquinaria moderna para la época, y luego vendió el campo a Otto Bemberg, otro pionero industrial en Argentina.




Comentarios