El director del hospital de Villa Cabello, donde ingresó la menor, aseguró que la mejor forma de prevención es cumplir con el calendario de vacunación.


El pasado domingo una niña de 11 años ingresó al hospital René Favaloro por un cuadro febril. Los médicos que allí la atendieron decidieron enviarla de nuevo a su domicilio, ya que aparentemente no presentaba mayores complicaciones. El lunes, en tanto, la criatura llegó hasta el Hospital Pediátrico donde debió ser internada en terapia intensiva por un foco neurológico.

Ricardo Pereyra, director del nosocomio ubicado en Villa Cabello, aseguró que la mejor forma de prevenir es cumplir con el calendario de vacunación. Con respecto al deceso de la pequeña de once años, precisó que desde el Comité de Mortalidad del hospital y también el Ministerio de Salud están investigando su historial para verificar si efectivamente estaba al día con las dosis indicadas.

Adelantó que la semana próxima habrá una reunión con los padres de los alumnos de la Escuela n°730 de Villa Cabello, donde era alumna la menor, para controlar sus respectivos calendarios de vacunación y completar, eventualmente, los esquemas.

Tras la muerte de la niña, el Ministerio de Educación de la Provincia tomó la decisión de realizar fumigaciones en el edificio escolar, ubicado en pleno corazón de la Chacra 149, mientras no se dictan clases por el duelo decretado.




Comentarios