La despedida de más de 800 chicos y adolescentes que viajan a Mar del Plata por los Juegos Evita se realizó en el Polideportivo Finito Gehrmann.


En el Polideportivo “Finito” Ghermann de Posadas se realizó este sábado la despedida de más de 800 chicos que viajan a Mar del Plata para competir en los Juegos Nacionales “Evita”.

El gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, y el ministro de Deportes, Rafael Morgenstern, despidieron a los deportistas.

Son los jóvenes que han superado las etapas previas de los Juegos Deportivos Misioneros, ganándose el derecho a participar en los Juegos Nacionales Evita.

La tradicional competencia que reúne cada año a deportistas de todo el país, se realizará desde este domingo 6 al 11 de octubre en Mar del Plata, en las modalidades Juveniles y Adaptados. Misiones participa con una delegación conformada por más de 800 integrantes.

Los jóvenes representarán a la provincia en 40 disciplinas, de las cuales 34 son convencionales y 6 adaptadas para personas con discapacidad.

Misiones tendrá presencia en Acuatlón, Ajedrez, Atletismo, Bádminton, Boxeo, Canotaje, Ciclismo, Ciclismo de Montaña, Esgrima, Gimnasia Artística, de Trampolín y Rítmica, Judo, Karate, Levantamiento de Pesas, Lucha Libre y Grecorromana, Natación, Optimist, Patín Artístico, Pelota Paleta, Taekwondo, Tenis de Mesa y Tiro.

También en Básquet 3×3, Básquet 5 vs. 5, Cestoball, Fútbol 11 (masculino), Fútbol 7 (femenino), Handball, Hockey, Rugby, Vóleibol, Vóleibol de Playa y Windsurf; y en deportes adaptados: Natación, Boccia, Tenis de Mesa, Atletismo, Voleibol sentado y Goalball.

En estas dos últimas disciplinas, la provincia tendrá presencia por primera vez, con el objetivo de impulsar la práctica y el desarrollo en el ámbito del deporte adaptado de Misiones, a través de un trabajo conjunto con los docentes del área.

El vóleibol sentado es la versión adaptada del voleibol convencional, para jóvenes cuya aptitud motriz les permita desplazarse en el suelo y jugar la pelota. La modalidad será juego reducido 3 contra 3. El goalball, en tanto, es practicado por deportistas ciegos o deficientes visuales, con una pelota sonora. Enfrenta a dos conjuntos de tres jugadores, en una cancha interior marcada con líneas táctiles. En cada extremo hay un arco de 9 metros de largo por 1,3 de alto, en la que los integrantes del equipo contrario deben meter la pelota tras lanzarla rodando por la cancha.

Fuente: Misiones Online




Comentarios