Los jugadores de Sporting de Santo Pipó agredieron al árbitro Neris quien suspendió el partido e hizo una denuncia policial.


El encuentro entre Guacurarí y Sporting de Santo Pipó duró solo 13 minutos, el tiempo entre el pitazo inicial y las agresiones de jugadores contra el referí Facundo Neris. Jugaban en la cancha de Brown, en Villa Urquiza de Posadas.

El árbitro del partido entre Santo Pipó y Guacurarí, Facundo Neris, y sus ayudantes. (Misiones Online)

El árbitro expulsó a un jugador de Sporting y enseguida los jugadores Santo Pipó se le fueron encima con amenazas e insultos. El partido se jugaba por el campeonato de la Liga Posadeña de Fútbol.

Ahí nomás dio por finalizado el partido y Neris radicó un denuncia por amenazas en la Comisaría 3a. de Posadas. Antes, fue roja directa para el capitán del equipo piposeño Héctor Millán por un golpe contra Núñez Silveira, de Guacurarí.

Millán reaccionó empujando al árbitro y le habría lanzado un cabezazo que no dio en el blanco. También el línea Lucas Casafús fue rodeado por futbolistas de Sporting.

En el entrevero también fueron expulsados Richard Núñez, Benítez Millán, Brian Perussato, Milcíades Benítez, Víctor Cabaña y el técnico Diego Millán. La decisión final depende ahora del Tribunal de Disciplina.

No es la primera vez que la violencia arruina un partido en la Liga Posadeña. Hace un año, en la final del Torneo Anual entre Mitre y Sporting, el árbitro Gabriel Cortínez fue agredido por un jugador y llegó en ambulancia al Hospital.

El agresor, Luis Maciel, dejó inconsciente al árbitro con dos golpes de puño. Maciel quedó detenido en la Comisaría 17a. y luego fue suspendido por dos años.

Fuente: Misiones Online y Doble Cinco




Comentarios