Los estudiantes de la EPET N° 44 de San Antonio construyeron un generador de energía eólica y lo instalaron en una escuela de frontera en el Paraje Alegría.


Alumnos de la Escuela Técnica de San Antonio construyeron donaron un equipo de generación eólica de electricidad a la Escuela N° 898 del Paraje Alegría, en el noreste más apartado de Misiones. Es una escuela ubicada en la frontera de Misiones con Brasil.

Los alumnos de la Escuela Técnica de San Antonio colocando el generador eléctrico en el Paraje Alegría. (Facebook EPET 44 y Rafael Golemba)

El generador eléctrico tuvo así un final feliz, porque había pasado antes “sin pena ni gloria” por una feria zonal de ciencias, según contó el profesor de electricidad Rafael Golemba, quien además es secretario de la EPET 44.

Rumbo a Paraje Alegría los alumnos de la EPET N° 44 de San Antonio cargan en una camioneta el generador para la escuela de frontera. (Facebook de Raúl Golemba)

Luego de contactarse con el director de la escuela de Paraje Alegría, Juan Benítez, el profesor Golemba, el ingeniero electromecánico Gerónimo Arez, y los chicos de la escuela se pusieron a acondicionar el generador.

El guiso de premio con el que los chicos de San Antonio finalizaron su jornada de trabajo en Paraje Paraíso. (FAcebook de Rafael Golemba)

Un kit de paneles solares que se usaba en las clases y otros elementos que donaron miembros de la comunidad fueron usados para construir el generador.

Instalación del generador en San Antonio. (Facebook de Rafael Golemba)

La idea del generador nació en el aula de la EPET 44 contó Golemba. “Soñamos construirlo por el solo hecho de enseñar energías renovables: ahí nació nuestro generador eólico con el aporte de la comunidad que donó material reciclable”, relató Golemba.

Edy González Lemos maestra de la Escuela 898 de Paraje Alegría. (Facebook de Rafael Golemba)

“Este paso que dimos al instalarlo en Paraje Alegría, le da un tinte especial al proyecto, ya que el acercar la escuela a la comunidad es cada vez más importante para nosotros. Entendemos que vamos por buen camino”, agregó.

Las chicas y los chicos de la EPET 44 trabajaron juntos en el generador eólico. (FAcebook de Rafael Golemba)

El compromiso de los estudiantes fue resolver el problema de luz y seguridad en la Escuela N° 898. “Nos sentimos útiles, además de comer un guiso espectacular que preparó el propio profesor Benítez con su equipo”, dijo Golemba.

Fuente y Fotos: Facebook de Rafael Golemba y de la Escuela Técnica de San Antonio.




Comentarios