Salud de la Nación agregó la Pitanga o Ñangapirí, famoso título de una canción de Tarragó Ros, a la lista de "frutas frescas comestibles" del Código Alimentario.


La Pitanga una fruta silvestre de Misiones, rica en minerales y vitaminas y con beneficio antioxidante y digestivo fue incluida en el Código Alimentario Nacional.

Pitanga o Ñangapirí en el Código Alimentario Nacional. (WEB)

La pitanga tiene un valor nutricional importante como fuente de minerales (fósforo, hierro, calcio) y vitaminas (sobre todo vitamina A, C y complejo B), además de sus componentes antioxidantes.

El clásico postre de la selva misionera -Eugenia uniflora L. Myrtaceae- integra desde este lunes la lista de “frutas frescas comestibles” a propuesta de la Dirección Nacional de Biodiversidad y aprobación de la cartera de Salud de la Nación.

Antonio Tarragó Ros creó la letra y música de una canción llamada “Ñangapirí” por su contenido de dulzura y nostalgia de la infancia. (CIMECO)

La fruta es también conocida como “ñangapirí”, “pitanga” y “arrayán”. Incluso una hermosa canción de Antonio Tarragó Ros lleva su nombre, y un verso nostálgico la nombra “Ñangapirí silvestre luz del arenal”.

Los frutos de pitanga o ñangapirí se consumen crudos, en jugos y pulpa, o en la preparación de helados, yogures, licores, jaleas y mermeladas.

La Secretaría de Regulación y Gestión Alimentaria y la Secretaría de Alimentos y Bioquímica, ambas dependientes del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, publicaron su decisión en el Boletín Oficial de este lunes.

Por otra pare, se destaca su valor como recurso con potencial de explotación en lo tecnológico y económico, pudiendo ser utilizada como opción para el aprovechamiento sostenible de los bosques nativos y de cultivos en predios familiares, debido a las propiedades nutricionales de sus frutos y el valor agregado de los productos derivados.




Comentarios