El expúgil Víctor Ríos dijo que el gomero César Leiva le enviaba mensajes a su novia "María" para justificar su ataque a balazos. Lo hirió en una mano y en las piernas.


El exboxeador Víctor “Kojak” Ríos se puso celoso porque pensó que un gomero de su barrio le enviaba mensajes a su novia y primero lo amenazó y luego lo hirió a balazos.  

Kojak es buscado por la policía desde este martes por la tarde cuando la víctima, César Leiva, de 44 años, denunció que el expúgil lo había baleado.

Este martes Ríos llegó a la gomería ubicada en la Avenida Quaranta de Posadas acompañado por una mujer llamada “María” quejándose por los mensajes que esta habría recibido desde el teléfono del gomero.

En esa primera incursión Kojak sacó un revólver y disparó una vez al aire para intimidar a Leiva y con otro balazo lo hirió en un dedo.

Más tarde regresó montado en una moto y disparó de nuevo contra el gomero Leiva provocándole heridas en las piernas, incluida una fractura de fémur.




Comentarios