La diputado nacional de Cambiemos presentó en Posadas su libro Vida. Invitó a votar a Mauricio Macri en octubre.


La diputada Elisa “Lilita” Carrió prometió una ley que garantice la libertad del exministro kirchnerista Julio De Vido y de los “militares de 80 años que se están muriendo en las cárceles”, condenados por delitos de lesa humanidad.

Lilita Carrió junto a la ex diputada provincial y nacional, fundadora de la CTERA, la radical Mabel Gómez de Marelli.

Carrió paladeó uno de los momentos de mayor euforia de su audiencia, cuando fustigó al kirchnerismo por su política en la materia. “Ellos se acuerdan de los derechos humanos para ellos, pero se olvidan de los derechos humanos para muchísimos otros, entre ellos para los militares de 80 años que se están muriendo en las cárceles“.

Agregó que “los derechos humanos son para los delincuentes”. Y luego sostuvo que “los derechos humanos están para los que cometen delitos, para que las personas ancianas no mueran en las cárceles, ni los chicos sean sometidos a la cárcel cuando tengan 3 años”.

En una exposición de poco más de una hora, Carrió desplegó el repertorio que su público admira. Bromeó, dijo que busca novio y fingió no recordar el nombre de Miguel Angel Pichetto, a quien consideró en “las antípodas” de su ideario político. Lo hizo en un hotel céntrico de Posadas para presentar su libro “Vida” ante unas 300 personas.

“También quiero la libertad de De Vido que está enfermo y tiene 70 (años) aunque sea el mayor ladrón de la Argentina”, señaló Carrió. En su larga exposición consideró positivo el resultado de las PASO porque le quitó “soberbia y comodidad” a Cambiemos. Comparó el revés con la poda de un árbol “para que dé más frutos”.

En pleno discurso dijo que va a “sacar” la ley que beneficie a los militares presos. “Que se cumpla para los exmilitares también, porque uno cometió traición a la patria como delito imprescriptible del 36 (Artículo de la Constitución Nacional) porque se enriqueció”, señaló en alusión a De Vido. 

En algunos casos rozó la grosería como cuando le dijo “estás hecho percha” al candidato a diputado por el PRO, Alfredo Schiavoni. A su lado estaba también el diputado nacional de la UCR Luis Pastori.

Luego recordó en tono de broma que pensó en casarse con el empresario Ramón “Moncho” Closs cuando este era su compañero de banca en Diputados. “Me quería casar con él porque es gordo y tiene plata”, bromeó. El padre del exgobernador Maurice Closs falleció el mes pasado.

La diputada Carrió pidió el voto en octubre para la reelección del presidente Mauricio Macri. Aconsejó a parte de su audiencia que hable a sus nietos y “díganles que voten un sistema, no un hombre”.

La fundadora de la Coalición Cívica fue presentada por la dirigente local de su partido, Mariana Coutto. Habló de temas como su especial antipatía por el ecuatoriano asesor presidencial Jaime Durán Barba y confesó que ahora subió “de categoría” porque tiene custodia a raíz de amenazas iraníes.

Al mismo tiempo, consideró que “se podó el árbol para que dé más frutos, eso es lo que sucedió con las PASO. Nos quitó soberbia y comodidad, ahora las instrucciones son que abracen a la gente porque parece que hasta ahora no lo hacían”. Bromeó sobre esta indicación al señalar que quizás los militantes de Cambiemos temían “el contagio”.

Por otro lado, opinó que “Macri intentó hacer el mejor gobierno posible, con muchos errores que tienen que ver con el desconocimiento real del pueblo, y con un país que estaba vaciado”. Aquí también castigó a Durán Barba, diciendo que el asesor aconsejó no explicar el alcance de esa herencia.




Comentarios