Los peones rurales que trabajan en la cosecha de hojas de yerba mate reclaman el cumplimiento de un convenio que firmó Desarrollo Social.


Un grupo de 50 tareferos y sus familias acampan en el centro de Posadas frente a las oficinas de la Delegación de Desarrollo Social de la Nación, en reclamo de un convenio firmado hace un año por su representante, Ricardo Zacarías.

En ese acuerdo, firmado en agosto del año pasado, el gobierno nacional se comprometió a darles trabajo a los peones rurales en la construcción de cordones cuneta y empedrado en Oberá. El convenio incluía la financiación de la Nación para dicha obra. 

 “No les estamos pidiendo tarjetas sociales ni nada, es un proyecto de trabajo. Lo que nosotros queremos es trabajar”, afirmó Ricardo Dos Santos, vocero de los tareferos.

Apostados en la la esquina de Junín y Sarmiento, también reclamaron la entrega de mil módulos alimentarios, que serían entregados este jueves, informaron desde la delegación nacional. “Ayer me llamaron desde Buenos Aires para avisarme de los módulos alimentarios, pero nuestra pelea fundamental es por el proyecto de trabajo”, informó Dos Santos a Radio Libertad. 





Comentarios