La jornada soñada por los pequeños de la casa fue inolvidable porque muchos la completaron al aire libre en la Costanera o en otros espacios, con un día de sol y cielo limpio, aunque frío.


La crisis manda en todas partes y, como la salida de comprar en Encarnación también está taponada por la devaluación del peso, el Día del Niño se festejó en Posadas y en el resto de la Provincia con más regalos en ropa que en juguetes. Igual de felices por el cariño de sus familias, los chicos disfrutaron igual de una jornada espléndida de sol y buen clima.

Ante la incertidumbre por la escalada del dólar, padres y madres de familia optaron por festejar el Día del Niño adquiriendo prendas y regalos más prácticos que juguetes, así en la sección juguetería se evidenció una caída de hasta el 5% de las ventas respecto al año pasado y en la de ropa para menores de edad se incrementó similar cifra por lo que las ventas, según la Cámara de Comercio e Industria de Posadas se mantuvieron, en gran parte impulsado por el Ahora Niño.

Según Carlos María Beigbeder, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, en líneas generales el ambiente de compra mostró una baja significativa. “Esa baja fue impulsada por la combinación del dólar y la incertidumbre que se vivió”, señaló en Radio Libertad y Misiones Online.

Por otro lado, el Ahora Niño y otros planes de incentivo apuntalaron ventas. En el rubro de juguetes, cuyo 80% se importa, bajó un 5% en ventas. Esa merma compensó las ventas en ropa para niños y niñas. “Padres de familia priorizaron la ropa antes que los juguetes”, señaló Beigbeder al agregar que entre el 60% y 70% de las ventas fueron con tarjetas de crédito.





Comentarios