María Morínigo fundó el Club Palomas del Espíritu Santo y ahora tiene su museo donde se guardan sus fotos y hasta sus vestidos y zapatos preservados como reliquias. Celebraba los 15 de sus chicas y organizó masivos casamientos religiosos. Se consagró a la Virgen con su manto azul y vivió para su obra durante 45 años.


María de la Cruz Morínigo, una posadeña nacida en Paraguay que vino a Misiones a los 17 años, desplegó una acción caritativa dirigida a los chicos de los barrios humildes en una Posadas que hoy desapareció bajo las aguas del río Paraná. Fue una laica consagrada que vivió su misión de catequista y protectora de la niñez en barrios humildes hasta su muerte hace 26 años.

Ahora la Asociación Palomas del Espíritu Santo pidió la beatificación de María por sus obras y actividad pastoral y caritativa durante 45 años. Su sueño cumplido fue organizar casamientos masivos de los padres de sus niños unidos en pareja y celebrar la fiesta de 15 años de chicas cuyas familias no podían pagarla.

La presentación se hizo ante el Obispado de la Diócesis de Posadas, a cargo de Juan Rubén Martínez, informó el diario El Territorio. Quienes conocieron a María, entre ellos periodistas, recuerdan su esfuerzo para llegar a los medios con su pedida de ayuda para los chicos en situación vulnerable, subiendo escaleras de diarios y radios, agitada por un asma crónica contra el que luchaba con un esfuerzo enorme.

El museo de María de la Cruz Morínigo está abierto en El Palomar, uno de los barrios originarios del viejo Posadas. Funciona en el Taller Espíritu Santo, vecino a la Parroquia Espíritu Santo, en el espacio taller Espíritu Santo de España y Barrufaldi.

En esa esquina del barrio estaba la casa de María donde el 17 de agosto de 1948 ella fundó el Club Palomas del Espíritu Santo. La casa donde vivió fue demolida pero se conserva su memoria en objetos cotidianos como trofeos deportivos obtenidos por equipos infantiles, fotografías, ropas, imágenes de santos, rosarios y hasta los humildes zapatos de María de la Cruz.

Su casa de Trincheras de San José casi López Torres, era también la sede del Club Palomas del Espíritu Santo, fundado por ella el 17 de Agosto de 1948 y que continúa funcionando y desde 2017 pide al Obispado de Posadas que eleve al Vaticano el pedido de su beatificación.

Parte de su obra fue ayudar a los chicos de familias humildes de los barrios Chaquito, Villa Blosset, San Cayetano, Villa Coz, donde vivían pescadores, trabajadores de la maderera Heller, lavanderas, vendedores ambulantes, empleadas domésticas. Sus precarias casas fueron cubiertas por el Paraná, junto al Puente Internacional Posadas-Encarnación “San Roque González de Santa Cruz”, y sus ocupantes relocalizados por Yacyretá.

María Morínigo nació el 3 de mayo de 1931 en el pueblo paraguayo de Catalán y ella contó que recién nacida su mamá la consagró a la virgen de Caacupé, donde fue bautizada y confirmada por los sacerdotes Juan Chávez y Abel Frutos. Su biografía fue escrita por Nelly Maidana de Rocabert Mosqueda, exfiscal de estado y colaboradora de María, quien falleció el 21 de junio de 1993.





Comentarios