La necrópolis de la capital misionera ya no tiene lugar para más entierros y se realizan exhumaciones para nuevos sepelios.


El Gran Posadas, que integran Posadas, Garupá y va camino de sumar a Candelaria, avanza en el proyecto de contar con una necrópolis común a los tres municipios.

El sitio elegido es un terreno de 40 manzanas ubicado sobre la Autovía Ruta Nacional 105, a la altura de Santa Inés. Está ubicado frente a otro cementerio en la misma zona perteneciente a una empresa privada. 

Uno de los viejos panteones del cementerio posadeño. Cada uno ofrece una nueva historia. (WEB)

La situación urge porque la necrópolis posadeña está desbordada en su capacidad. Según funcionarios de la Municipalidad de Posadas, cada día se exhuman los restos de unas 15 tumbas, según publico el diario El Territorio de Posadas.

El promedio diario es de nueve sepelios, que es una cifra importante para un cementerio centenario que tiene 16 hectáreas en una zona cercana al centro. En unos años no se harán más inhumaciones allí. Pasará a ser un “museo a cielo abierto”, según las autoridades.

Fue necesario contar con una nueva normativa que permitiera genera un mayor espacio para más sepelios en Posadas. Las normas modificadas cambian el marco del arrendamiento de fosa individual, fosa común, nichos y urnas.

Los restos exhumados son colocados en nichos urna, según explicó el director de Entes Descentralizados de Posadas, Jonás Rodríguez, al mencionado medio.

Explicó que “en las ciudades, los cementerios van rotando el espacio porque los difuntos quedan sin parientes, abandonados, y tenemos un sistema para resguardar esos restos y generar espacio”.





Comentarios